Testimonios

Estoy muy agradecida a los pacientes que tomaron al Reiki en sus manos y hoy cuentan sus vivencias con palabras cotidianas para que todos tengamos una aproximación de lo maravilloso que es ser conscientes de nuestro CAMINO SAGRADO.
-- Ivana Rugini

Hace muchos años comencé a querer saber y experimentar qué era "Reiki".
Tomé distintas sesiones, durante las mismas tenía diferentes sensaciones, podía expresar lo que me pasaba, lo que me angustiaba a través del llanto.
Logré visualizar a mi padre, ya fallecido, que me trasmitía paz, alivio, serenidad. Siempre pude relajarme muchísimo, desbloquear energías trabadas por distintas situaciones, eliminar síntomas o dolencias físicas, trabajar con la ansiedad para bajarla.
Al poco tiempo decidí empezar a estudiar, hice el primer y segundo nivel. Fue una gran vivencia en todo sentido, sumamente emocionante. Desde ese momento lo aplico conmigo, con familiares y con amigos.
Hace 8 años mi madre contrajo un cáncer linfático fulminante, uno de los peores. Pude ayudarla mucho con el Reiki, la aquietaba, le permitía dormir, le aliviaba los fuertes dolores que tenía –ella misma me decía "Haceme Reiki que me hace bien"- Trabajé con ella para proporcionarle calidad de vida hasta que Dios dispuso llevarla junto a él.
Todos tenemos la posibilidad de transmitir energía con las manos, de aliviar.
Es un método, una técnica que mediante el acercamiento a uno mismo permite llegar a la armonización, a la relajación, a disminuir el stress, lograr serenidad, paz y por sobre todas las cosas, mejorar la salud.
A través del Reiki la mente se relaja y descansa.
Nuestro cuerpo reacciona a nuestros pensamientos, si tenemos pensamientos negativos eso nos reduce nuestra vitalidad, nuestra energía. Si tenemos pensamientos positivos, aumenta la vitalidad de nuestro cuerpo.
Cada vez que tengo una sesión trato de trabajar junto a la persona que me da esa energía, para aliviarme, sentir que me libero de lo que me contamina y no me hace bien. Disfruto mucho ese momento, me da placer, me relaja. Siento que estoy en otra dimensión.
-- Irene Sandra Casini

Hoy a la distancia y con un año y medio casi de tener sesiones semanalmente, puedo decir que por un lado es un momento "propio" (que no es poco dentro de las corridas del día a día) de relajación, de desconexión, de desaceleración y por otro lado y creo que es lo más importante, es un lugar de introspección, donde podes conectarte con vos mismo y conocerte más profundamente, acompañado de la excelente profesional que es Ivana Rugini, que más allá de todos sus conocimientos académicos es una persona cálida, amable, desprejuiciada y que te brinda absoluta comodidad.
En este año y medio pude ver muchísimos cambios positivos en mí y en mi entorno...
-- Vanina Couso

Desde que comencé Reiki, empecé a entender QUIEN SOY, con el aquí y ahora, a tener otra perspectiva de mi vida, mis actos y mi entorno. A tener la capacidad de conectarme con la ENERGIA que hay en mi, la que existe en todo el universo.
Es una experiencia maravillosa, llena de amor.
Siempre doy gracias a Dios, al universo en sí, el habernos cruzado aquel día de lluvia llevando a nuestras hijas al jardín GRACIAS IVI POR ESTAR EN MI VIDA, SOS MUY IMPORTANTE, GRACIAS!!!
Te abrazo con luz y amor
-- MEP

Para mí una sesión de reiki es una conexión con mi fuente profunda de energía, con mi verdadero yo, donde la mente, con sus prejuicios y sus temores, queda un poco de lado pera poder escuchar, con su fuerza a mi alma. Es un encuentro con mi paz interior.
-- Valeria Odetti

Con el reiki descubrí que no siempre los dolores en el cuerpo están asociados a problemas físicos, sino que es que éste, a veces, expresa las emociones transformándolos en síntomas físicos, los cuales pueden ser sanados con la energía.
-- Anónimo

Reiki es un eficaz aliado para el bienestar general activando la circulación sanguínea y mejora la eliminación de toxinas. El Reiki no es solo el tratamiento energético, sino una manera de pensar, considerando que nuestro pensamiento es poderoso y qué importante es que generemos afirmaciones positivas. Los pensamientos negativos enferman.
Los pensamientos negativos nos enferman, los positivos nos dan otra calidad de vida, sana y próspera.
Debe ser usado como terapia alternativa (o sea, complementaria) ya que no sustituye sino que complementa los efectos de la medicina alopática y disminuye efectos secundarios de medicamentos o tratamientos, pero no es necesario estar enfermo para recibir Reiki.
El tratamiento consiste en canalizar la energía hacia un lugar específico donde existe un problema, y también al cuerpo entero.
Las manos del reikista van tocando chakras o centros energéticos principales.
Cada sector del cuerpo está dividido en denominados chakras y así enumeran más cosas.
Las sílabas REI significa universal y KI significa energía o fuerza vital.
-- Osvaldo Mariani

Cada sesión de reiki a la que asistí fue diferente. Y en general, creo que estaba en relación a lo que yo estaba necesitando "trabajar" en esos días. La mayoría de las veces salía muy relajada, como más liviana, en paz conmigo misma; en cambio otras, salía llena de energía, como recargada y lista para encarar los desafíos que tenía por delante. Durante las sesiones, he tenido "visiones" y contactos celestiales, como la vez que minutos antes de comenzar la sesión le pedí a Miguel Arcángel, que me acompañara, y entré en un estado entre el sueño y la vigilia, en donde me sentí transportada hacia otras dimensiones, llevada por él, me costó volver a despertarme, no podía o no quería volver. Fue una de las sesiones que más disfruté. Otras veces vi una mano entregándome una bola brillante, como un obsequio de otra dimensión, y a la vez sentí que simbólicamente me intentaban mostrar mi luz interna, que la pudiera ver, que me aprendiera a valorar más, porque todos somos seres de luz, todos somos diamantes, con brillo propio.
También, Ivana trabajó con cristales sobre mi cuerpo. Ella me dio para que eligiera aquellos por los que me sentía atraída y resultaron ser gemas que trabajaban energéticamente con temas que yo necesitaba fortalecer, revisar, y elaborar. Por momentos algunas piedras tomaban temperaturas superiores a las demás indicio de que eran las que más estaban trabajando en las distintas zonas. Y a partir de ahí descubrí una nueva forma de autosanarme, a través de los cristales.
Muchas gracias Ivana, por ayudarme a destrabar cosas con las que venía cargando desde hace tiempo, y al mismo tiempo poder encontrar mi propia senda, y fluir por ella. Lleva su tiempo, pero cuando uno encuentra el camino, todo se va dando naturalmente.
-- Anónimo

El Reiki llegó como si hubiera venido a mi encuentro en el momento donde la confusión, el cansancio y la tristeza, dominaba la mayoría del tiempo en mi vida. Lo peor era que mi manera de expresión era la ira y la intolerancia frente a las cosas que no quería aceptar en mi presente.
Así fue que pedí ayuda a Ivana, para poder entender qué me pasaba realmente, ya que creía que yo no era así, que no podía vivenciar esas emociones que consideraba ajenas a mi.
Ya en la primera sesión, pude sentir el calor y la vibración de esa maravillosa energía a través de sus manos que me inundaron de una enorme sensación de paz y sensibilidad sobre todo en mi pecho, que inmedatamente mostró lo rígido y dolorido que estaba mi corazón.
Poco a poco fui avanzando en las sesiones hasta comprender la importante herramienta que había llegado a mi y que me permitía conocerme más y más, logrando con ello, y la guía terapéutica, la reflexión y el compromiso de aceptarme y reconciliarme con lo mejor de mí.
Sólo puedo sentir reconocimiento y agradecimiento a una técnica tan maravillosa y también haber conocido a la persona que puede hacerla llegar a nosotros con absoluto conocimiento, escucha, no juzgamiento y contención.
Por mucho tiempo la he llamado "mi terapeuta", y hoy me permito llamarla "Maestra" y "compañera de mi crecimiento espiritual", manifestado en el amor que pone en toda sus sesiones y sobre todo en quienes confiamos nuestras limitaciones y sombras, a cambio de la paz, equilibrio y comprensión que nos regala en cada encuentro.
Gracias.
-- Anónimo

Hice Reiky I y II con Ivana. . Fueron experiencia de autoconocimiento, compasión y amor. El modo de transmitir de Ivana, con tanto compromiso, pasión y ternura hace que lo que se aprende trascienda la cabeza, que llegue al alma, sin escalas al corazon. A lo hondo de nuestro ser. Gracias Ivana!
-- Anónimo

¿Cómo fue mi experiencia con Reiki?
Reiki me ayudó a conocerme mejor, a reencontrarme y aceptarme, sobre todo porque durante gran parte de mi vida me acostumbre a "ser" de una manera determinada ocultando aquello que me molestaba de mi sin saber que eso igual molesta a mi y a otros.
Atravesar esa experiencia fue maravilloso, me encontré y eso me permite ser una mejor persona (o por lo menos empezar a esforzarme para serlo).
Gracias Ivana por tu paciencia, tu dedicación y sobre todo por la luz que me brindas todos los días. ¡Simplemente gracias!
-- Romina Hoya

A través de esta nota quiero agradecer a Ivana por su servicio prestado. Me hizo sentir relajada y en armonía. Es muy productivo para nuestra salud.
-- Isabel Gómez

Lo más interesante para mí del Reiki y más específicamente la Terapia que realiza Ivana, es que se mete con el cuerpo específicamente. No sólo se habla de las dolencias corporales sino ella al usar sus manos, su palabra, su armonización hace que se "destraben" dolores añejos, recientes, cargas que uno tiene y no tiene ni conciencia del por qué y a veces hasta totalmente naturalizadas. Ese fue mi caso: tenía un reflujo gástrico con el que me levantaba todos los días y nunca reparaba que me molestaba, no podía desayunar enseguida porque me sentía con una fea sensación... hoy ya no lo tengo después de haber convivido con esa sensación casi gran parte de mi vida!!! GRACIAS IVANA!!!
-- Claudia

Hice Reiki con Ivana durante 4 sesiones. Me encantó relajarme, hablar con Ivana, y creo que el Reiki "me ayudó a pensar": una de las sesiones llegué con una idea dándome vueltas en la cabeza: cambiarme o no de curso (estoy en segundo año) pasarme de un turno mañana contable a turno bilingüe bachiller de doble jornada. Gracias al poder pensar junto con Ivana, al salir de la sesión decidí cambiarme, lo pude hablar con mis compañeras del nuevo curso y me cambié. "Me cambió la Vida", otro espacio, otro grupo totalmente diferente que hoy compartimos casi todo el día y lo disfruto al máximo!!!
-- Oriana

He tenido la inmensa suerte de poder asistir a varias sesiones de REIKI con un resultado altamente positivo. Reiki a nivel personal significa: Paz, Estabilidad Emocional, Aclaración de ideas y conceptos y muchísimo más que no sé cómo expresarlo.
Cuando Ivana pasa sus manos en alguna parte de mi cuerpo, en especial mi cabeza, éstas me transmiten Paz y luego el poder sentir una remisión de lo que me sucedía en forma real y positiva.
Es por todo lo que significa para mi Reiki y que no sé expresar, que considero que éste llegará a ser la medicina alternativa del futuro.
-- Beatriz Covelli

Cel: (05411) 5818 7332 Zonas de atención: Saavedra, Floresta y Liniers email Facebook Diseñado por Miakoda