Drenaje Linfatico

En un tratamiento habitual, las sesiones comienzan con una charla en la que el paciente toma consciencia de cómo relata lo que le está sucediendo y esa ya es una primera manera de “DRENAR” la gran presión que genera el no saber lo que le pasa y por que´. A través de esta primera instancia, el paciente, puede ir discerniendo  qué pensamientos son enriquecedores, son positivos para la nueva etapa que desea vivir. Dicho de otra manera, el paciente empieza a entender cuáles fueron los pensamientos retentivos, nocivos que atascaron el libre flujo de su vida.

Después de que la persona cuenta cómo se siente, de qué aspectos está cansada y se atreve a asociar con conductas, hábitos, mandatos familiares, etc. que la pudieron llevar a esta situación, se recuesta en la camilla para que sea el cuerpo quien transmita la información que quedó encriptada. Nuevamente se produce un “DRENAJE”  al equilibrar la energía del paciente, al hacer visibles dolencias naturalizadas, al traer a la consciencia emociones que quedaron atascadas tiempo atrás y bloquean energéticamente su desarrollo pleno.

Conociendo que el símbolo de la emociones es el elemento  agua y,  que por lo tanto, las emociones corresponden a los fluidos de nuestro cuerpo, es fácil identificar como efecto del tratamiento la gran eliminación de líquido que se produce.

En ocasiones, incorporo al tratamiento habitual, sesiones de drenaje linfático manual,  para potenciar los efectos de descarga, ayudando a eliminar más rápido el lastre que trae el paciente representado  en sensación de piernas cansadas, hinchadas, y con mala circulación.

A nivel metafísico, el cuidado de las piernas es otra manera de trabajar la pesadez, el no tener valor ni fuerza para avanzar… Avancemos.

Aquí he seleccionado dos explicaciones que figuran en la web acerca de la importancia y los beneficios del Drenaje Linfático. Recurrí a esta técnica motivada por la idea de potenciar las herramientas de relajación, autoconocimiento y sanación que se despliegan en las sesiones de Terapia Holística a la que me dedico.

El drenaje linfático manual es una técnica de masoterapia que se engloba en el campo de la fisioterapia y en las técnicas de masaje terapéutico que se dirige a la "activación del funcionamiento del sistema linfático superficial para mejorar la eliminación de líquido intersticial y de las moléculas de gran tamaño y facilitar su evacuación".

Se puede definir como una serie protocolizada de maniobras manuales muy suaves que, basadas en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático, y se realizan con el fin de drenar o desplazar la linfa que por cualquier causa patológica se encuentra estancada (véase edema) a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

Indicaciones

• Acné

• Celulitis (la grasa acumulada retiene agua como si fuera una esponja

• Edemas faciales

• Varices

• Fibromialgia

• Linfedema

• Edemas por embarazo (prevención de estrías, descarga de las piernas

• Edemas linfoestáticos (por ej. en los edemas de brazo tras extirpación mamaria

• Edema del sistema nervioso (migra&ntias; dolores de cabeza, vértigo.)

• Edemas postoperatorios y para mejorar la presentación de cicatrices

• Enfermedades crónicas de las vías respiratorias (rinitis, sinusitis, faringitis, amigdalitis...)

• Edemas de origen traumático: hematomas, luxaciones, distensiones, musculares, desgarros musculares, siendo muy indicado para la recuperación de los deportistas

• Artritis, artrosis y afecciones de las partes blandas (capsulitis, tendinitis, etc.)

• Linfedema congénito o adquirido

• Edemas en la menstruación

• Distonía neurovegetativa (nervios, ansiedad)

• Ulceras de decúbito

• Hematomas

El sistema linfático es un sistema de conductos que discurre de manera paralela al sistema circulatorio, sólo que en lugar de transportar sangre, transporta linfa, un líquido blanquecino capaz de movilizar moléculas muy grandes, como las proteínas.

El papel de la linfa es transportar el líquido sobrante, que contiene sustancias de deshecho, hasta el sistema circulatorio, hasta la sangre, para que el organismo pueda desprenderse de esos deshechos. Los edemas o retenciones se producen cuando el sistema linfático no es capaz de depurar esas zonas, es decir, cuando los líquidos y sustancias se estancan.

Beneficios del drenaje linfático manual

• Regula el equilibrio hídrico del organismo

• Mejora el funcionamiento del sistema linfático

• Mejora la circulación de retorno

• Depura el organismo

• Tiene un efecto muy sedante en el sistema nervioso

• Baja la presión sanguínea

• Estimula la función renal

• Estimula el sistema inmunológico

Cel: (05411) 5818 7332 Zonas de atención: Saavedra, Floresta y Liniers email Facebook Diseñado por Miakoda